INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La oportunidad/desafío para Chile en la regulación de la IA



Dirección copiada

La Inteligencia Artificial (IA) es una tecnología transformadora, con el potencial de revolucionar diversos aspectos de la sociedad, desde la salud y el transporte hasta la educación y las finanzas.

Actualizado el 27 jun 2023



20230628w9


La Inteligencia Artificial (IA) es una tecnología transformadora, con el potencial de revolucionar diversos aspectos de la sociedad, desde la salud y el transporte hasta la educación y las finanzas. Sin embargo, a medida que esta tecnología se vuelve cada vez más parte de nuestras vidas, trae consigo una serie de complejos desafíos regulatorios, los cuales debemos abordar ahora como país.

El primer reto es desarrollar normativas que fomenten el desarrollo y el uso de sistemas de IA que sean éticos y responsables. La inteligencia artificial plantea riesgos potenciales, como la parcialidad, las violaciones de la privacidad y la falta de transparencia. Ante esto, debemos establecer directrices y normas claras para el desarrollo de la IA, garantizando que los algoritmos y modelos sean justos, transparentes y responsables.

En ese sentido, los marcos reguladores deben dar prioridad a las consideraciones éticas, haciendo hincapié en la protección de los derechos humanos, la privacidad y la no discriminación. La colaboración entre el gobierno, los desarrolladores de IA, las organizaciones de la sociedad civil y los expertos en la materia es esencial para establecer directrices sólidas que promuevan el uso responsable de la tecnología.

Así también, la regulación de la IA necesita de un delicado equilibrio entre la promoción de la innovación y la protección de las personas. Chile debe adoptar medidas que fomenten el desarrollo de la IA y, al mismo tiempo, protejan a los ciudadanos de posibles daños. Esto implica establecer regulaciones integrales de protección de datos, garantizando que la información personal se maneje de forma segura y se utilice sólo para fines legítimos.

Además, las leyes de protección del consumidor deben adaptarse para abordar los desafíos únicos que plantean los productos y servicios impulsados por la IA. Las normativas deben exigir transparencia en los sistemas, permitiendo a las personas comprender cómo se utilizan sus datos y tomar decisiones con conocimiento de causa. Además, deben existir mecanismos de reparación y rendición de cuentas para hacer frente a cualquier daño causado por las tecnologías de IA.

La regulación eficaz requiere de una comprensión profunda de sus complejidades. Ante esto, Chile necesita invertir en la formación de talento especializado, equipado con los conocimientos y la experiencia necesarios para hacer frente a los retos regulatorios asociados a la IA. Mediante la promoción de la colaboración interdisciplinaria entre los responsables políticos, expertos legales, tecnólogos y especialistas en ética, podemos fomentar un entorno regulatorio integral e informado.

La colaboración con los líderes de la industria y las instituciones de investigación será crucial para comprender los últimos avances en IA y anticipar posibles lagunas regulatorias. El diálogo continuo y las plataformas de intercambio de información pueden ayudar al gobierno a mantenerse al tanto de las nuevas tecnologías de IA y sus implicancias, permitiendo una regulación proactiva que siga el ritmo de los avances.

A medida que la IA continúa remodelando diversas industrias y aspectos de la sociedad, Chile debe afrontar el reto de regular esta poderosa tecnología. Adoptando un enfoque proactivo, nuestro país puede desarrollar un marco regulatorio que promueva el despliegue ético y responsable de la IA, protegiendo al mismo tiempo los derechos e intereses de sus ciudadanos cuidando de no dejar atrás a aquellos que muchas veces son olvidados como adultos mayores o personas que por sus características van quedando fuera del sistema. Acá la sociedad civil tiene mucho por hacer, pues desde ya es necesaria su intervención para empezar a integrar a quienes eventualmente la tecnología no va a sumar.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4