4 claves para migrar con éxito los datos de tu empresa a la nube

Publicado el 29 Dic 2020

20201230w15

Por Carolina Cornejo M., Gerente ConsultingTech Entelgy.

¿Por dónde empezar la migración de todos los datos de una empresa a la nube? Entelgy, The BusinessTech Consultancy, detalla cuatro claves fundamentales para que las organizaciones lleven a cabo con éxito el proceso de migración de información y datos a la nube en la siguiente columna de Carolina Cornejo M., Gerente ConsultingTech Entelgy.

Desde el inicio de la crisis sanitaria y el consiguiente auge del teletrabajo, muchas empresas han tenido que acelerar sus procesos de migración a la nube como parte de sus estrategias de transformación digital. No obstante, lejos de ser un hecho aislado debido al escenario actual, lo cierto es que el entorno cloud se ha vuelto un tema fundamental en la hoja de ruta de las compañías y así va a continuar los próximos años.

De acuerdo a datos de IDC, se proyecta para América Latina un crecimiento de un 26,7% en infraestructura en la nube para el año 2021. Basada en las demandas de los negocios y en la contingencia Covid, la consultora estima, además, que para 2022 más de la mitad de estas empresas tendrán integrada la gestión cloud, y que, en términos globales, para 2024, los servicios en la nube moverían más de US$1 billón.

Por su parte, Gartner prevé que en 2023 el 75 % de todas las bases de datos estarán en una plataforma cloud.

Ante este escenario, se plantea una cuestión esencial para las organizaciones que quieren impulsar esta transformación: ¿Por dónde comenzar la migración de todos los datos de una empresa a la nube? Desde Entelgy, The BusinessTech Consultancy, compartimos cuatro claves sobre cómo deben organizarse las organizaciones para llevar con éxito este proceso:

1. Especialistas en las áreas de TI. La transición de los métodos tradicionales a un modelo de trabajo totalmente desarrollado en la nube requiere ciertos cambios en los equipos que forman parte y asesoran a las áreas TI de las compañías. Cada vez es más importante contar con más perfiles técnicos y profesionales especializados, como los desarrolladores, los ingenieros de Big Data y de seguridad en la nube o los especialistas en gestión de identidad y acceso, entre otros. De hecho, de acuerdo con Gartner, hasta el año 2022 la falta de conocimientos en la nube retrasará la migración de la mitad de las organizaciones en dos años o más.

2. Definir un plan. Antes de abordar el proceso de migración, nuestra estrategia debe concretar qué datos y procesos tiene sentido trasladar a cloud y en qué momento debemos hacerlo, ya que es esencial que el cambio no afecte negativamente al día a día de las empresas durante su desarrollo. En este sentido, cabe destacar que, de acuerdo a una encuesta realizada por O’Reilly Media, un 25% de las empresas pasará a la nube todas sus apps y herramientas antes de un año y cerca de un 67% pasará parte de ellas en ese mismo período. Para que este proceso sea lo más ágil y productivo posible, se debe tener siempre en cuenta cuál es la información que más utilizan los colaboradores, la que podría acelerar procesos y, por tanto, mejorar la productividad, y la que nos permitiría ahorrar evitando la inversión en servidores offline y en espacio físico.

3. Tiempo de duración del proceso e involucramiento organizacional. Aunque no existe una regla que establezca un período de tiempo ideal para realizar esta transición en todas las empresas, ya que cada una tiene sus particularidades en torno a su naturaleza empresarial, estructura y funcionamiento, es importante que las compañías respeten la duración del proceso que se establezca para asegurar que se lleve a cabo con éxito. La planificación y priorización en las cargas es clave en todo el proceso de migración. Por otro lado, la colaboración de todos los profesionales tendrá un papel esencial para el buen desarrollo de la transición, por lo que será muy importante informarles de todo lo que pueda ser de su interés en torno al proceso, como la forma en que les afectará, lo que se espera de ellos o los plazos que se irán llevando a cabo y cómo tendrán que adaptarse en cada momento, es decir, se debe gestionar este cambio.

4. Seguridad. Este es quizá uno de los aspectos que suelen preocupar más al interior de la organización, la seguridad de la información que subimos a la nube y cómo protegerla de un mundo en el que los ciberataques están a la orden del día. Sin embargo, lo cierto es que con el paso de los años la nube se ha convertido en una solución cada vez más segura, resultado del trabajo tanto de los proveedores del servicio como de las empresas que la utilizan y que han sido pioneras en este campo. De acuerdo a una encuesta de Gastos de Ciberseguridad SANS 2020, el 71% de las empresas han aumentado el gasto en monitoreo de la seguridad cloud, seguido de herramientas específicas de acceso de seguridad a la nube (53%). De este modo, la protección en la nube es mayor que cualquier infraestructura offline y, además, en muchos casos resulta más económica que los sistemas tradicionales.

Pese a que durante mucho tiempo hemos estado incorporando en el mindset el concepto cloud y sus beneficios en quienes dirigen y toman las decisiones en las organizaciones, sin duda es hoy, en este período de contingencia, en el que se han dado cuenta, en gran medida, de la importancia que tiene para su negocio y para el futuro de este, tanto de cara a sus clientes, como de la operación interna. Esta nueva visión ha impactado en el crecimiento de esta tecnología y en su proyección.

Sin embargo, nuestra recomendación en Entelgy es establecer una estrategia y un plan a corto, mediano y largo plazo, que permita incorporar a la organización a esta transformación con éxito.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4