SERVICIOS CROSS-CLOUD & FINOPS: Enfoques para abordar los desafíos de entornos Multi-Cloud

Los enfoques Multicloud están siendo una realidad en la mayoría de las organizaciones. Sea de forma consciente o una consecuencia “no deseada”, el hecho de poder acceder a los mejores servicios disponibles de los distintos proveedores de nube trae tanto beneficios como retos, los cuales bien administrados dotarán a la organización de capacidades únicas para atender los distintos desafíos de negocio.

Publicado el 30 Sep 2023

deloittemulticloud1

En los últimos años, el tópico de la Transformación Digital ha dominado la agenda de los CIOs y líderes de tecnología de las empresas, y no es una sorpresa que las tecnologías en la nube (cloud) hayan estado al centro de estas conversaciones, toda vez que han sido un habilitador fundamental de estas transformaciones.

Conforme avanza la madurez en la adopción de estas tecnologías, las empresas han comenzado también a evolucionar en sus estrategias. La disponibilidad de múltiples opciones, así como la demanda de los profesionales de tecnologías por servicios y plataformas más específicas que se ajusten mejor a sus necesidades puntuales, llevan a las organizaciones a adoptar lo que se conoce como enfoques multi-cloud. Esto significa la adquisición y uso de servicios y herramientas de dos o más proveedores de nube.

Este escenario es una realidad que predomina en la gran mayoría de las empresas, y lo corrobora el último estudio cloud realizado por Deloitte llamado “El futuro de la Nube: Cerrando el GAP entre la Estrategia Cloud, la Tecnología y la Innovación”.

En este estudio aplicado a más de 500 compañías de Estados Unidos, se evidencia que el 80% de los encuestados declara usar servicios de dos o más hyperscalers (servicios de infraestructura, plataforma o soluciones de una o más nubes, o aplicaciones que utilizan sus propias nubes privadas). Yendo al plano local, la realización del mismo estudio a más de 200 empresas en Chile, la tendencia es similar: más de la mitad de los líderes de tecnología encuestados declaran tener en sus organizaciones un ecosistema Multicloud.

Beneficios y desafíos del Multicloud

Si bien hay consenso de los beneficios que entrega este enfoque, también lo hay en los desafíos que presenta. Al observar lo anterior, surge una pregunta: ¿la evolución de los enfoques Multicloud ha sido un escenario deseado producto de la estrategia de adopción definida? ¿O es una consecuencia “no planificada” producto del proceso de búsqueda de soluciones y herramientas que mejor se ajustan a mi negocio?

Los beneficios que entregan los entornos Multicloud a las organizaciones son diversos. Por un lado, está la posibilidad de acceder a una mayor variedad de servicios en la nube. También estos entornos pueden proveer una mejor escalabilidad, flexibilidad y aumentar la capacidad de negociación de las empresas. Todo lo anterior alberga el potencial de optimizar los recursos y entornos cloud a las necesidades específicas de cada negocio.

Sin embargo, los entornos Multicloud también presentan diversos desafíos a las organizaciones. El más notorio es el aumento en la complejidad del diseño de aplicaciones y workloads debido a la heterogeneidad de tecnologías y plataformas, servicios e interfaces propietarias.

Otro aspecto relevante es el aumento en la complejidad de operar y mantener adecuadamente estos múltiples entornos, haciendo más difícil el proceso de optimizar los recursos para mantener el control de los costos.

Servicios cross-cloud y FinOps

Frente a estos desafíos, aparecen dos enfoques que se transforman en elementos claves para reducir la complejidad de estos ecosistemas, facilitando y entregando habilidades para gobernar estos entornos y optimizar el uso de la nube: servicios cross-cloud y FinOps.

Los servicios cross-cloud son un enfoque que funciona como una capa de abstracción que se ubica por encima de los entornos multicloud de las organizaciones. Estos servicios permiten la combinación de todos los recursos cloud de la empresa –desde APIs hasta servicios SaaS – haciendo más fácil su integración, orquestación y combinación de datos y recursos cloud para poder utilizarlos y crear nuevas soluciones. Lo anterior permite la operación de varias tecnologías y nubes con capacidades de gestión más eficientes lo cual facilita la construcción, ejecución, administración y securitización de aplicaciones y servicios a través de cualquier entorno cloud.

Por otro lado, si ya era desafiante para una organización que tenía un solo proveedor de nube resolver la problemática de la demanda imprevisible de recursos cloud, gastos variables, impacto en su modelo operativo y la dificultad de entender los múltiples precios por SKU de su proveedor, esta situación se amplifica en entornos multicloud, y las prácticas de FinOps permiten sortear estos desafíos de buena forma. FinOps es -de acuerdo con la definición del FinOps Foundation- una disciplina y práctica cultural evolutiva de la gestión financiera de la nube que permite a las organizaciones obtener el máximo valor del negocio al ayudar a ingenieros, áreas de finanzas, tecnología y equipos de negocio a colaborar para lograr decisiones de gasto basadas en data. El uso de esta disciplina está creciendo rápidamente dada la habilidad que entrega para focalizar los esfuerzos de observabilidad en la gestión y control de costos.

Profundizando más, FinOps también puede utilizar inteligencia artificial y machine learning para automatizar tareas rutinarias de la operación y obtener un conocimiento profundo de cuáles son los costos de la nube y dónde se están generando. Asimismo, la evolución de la madurez en el uso de estas prácticas permitirá a las compañías experimentar con enfoques y métodos más disruptivos como AIOps.

Todo lo anterior permitirá tomar mejores decisiones que pueden ayudar a hacer más eficientes y óptimos los gastos en la nube, aumentando de esta forma el retorno de las inversiones Cloud.

La elección de uno u otro enfoque (u otros que no hemos mencionado en este artículo) permitirá hacer frente a las complejidades propias de una realidad no menos cierta: los entornos multi-cloud continuarán existiendo en las organizaciones por un buen tiempo más, y clave será la adopción de estas prácticas para hacer frente a las complejidades propias de estos ecosistemas. La selección de uno u otro enfoque dependerá del nivel de madurez que tenga la compañía en términos de la adopción de la nube, y que tan estructurado haya sido ese proceso.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3