Chile, hub de data centers y polo tecnológico de Latinoamérica

Los anuncios realizados recientemente por importantes proveedores del mercado del cloud y colocation han confirmado que Chile avanza a paso firme hacia el objetivo de convertirse en el hub de data centers y polo tecnológico de Latinoamérica.

Publicado el 30 Nov 2020

zub3

Apesar del complejo escenario económico que ha experimentado nuestro país y el mundo entero durante el último año, a causa de la pandemia por Covid-19, el mercado de nube y colocación ha exhibido un incremento exponencial en la demanda de servicios de almacenamiento de datos, especialmente a causa de la masificación del trabajo a distancia y el comercio electrónico, entre otros, propiciando que varios proveedores hayan decidido adelantar sus planes para implementar en nuestro país nuevos data centers o ampliar los ya existentes.

En esa línea, solo desde septiembre 2019 a la fecha hemos conocido que Oracle implementará un centro de datos regional en Santiago de Chile; que Huawei construirá un segundo data center (pionero localmente en la oferta de servicios de Inteligencia Artificial o IA) y Big Data; y que la gigante latinoamericana Ascenty desarrollará una segunda fase de su proyecto de centro de datos en el país. Por si eso no fuera suficiente, a lo anterior se suma que Amazon estaría evaluando instalar su segundo data center regional en Chile por sobre nuestra vecina Argentina, y el reciente anuncio de Microsoft.

Pues bien, considerando las ventajas comparativas que tiene Chile en términos de ubicación geográfica estratégica respecto a Latinoamérica y Asia, infraestructura digital, conectividad de fibra óptica y suministro de energía a través de fuentes renovables, es esperable que los proveedores del mercado de data centers sigan apostando por nuestro país para desarrollar este tipo de infraestructura de telecomunicaciones.

Desarrollo en Chile: Claves de la normativa y permisos

Considerando que la demanda de espacio de almacenamiento de datos (en la nube o espacio físico) está creciendo exponencialmente, es probable que además de los centros de datos anunciados recientemente se sumen otros en el corto plazo. En este sentido, aquellos proveedores que estén evaluando desarrollar, construir y operar data centers en nuestro país, debieran tener en consideración los siguientes aspectos claves:

A) Zonificación: La elección del terreno en que se construirá el data center, además de criterios relacionados con la accesibilidad, conectividad, suministro de energía y servicios, se encuentra determinada por la zonificación o uso de suelo. En este sentido, la búsqueda del terreno en que se construirá el centro de datos deberá concentrarse en aquellos sectores que el Plan Regulador Metropolitano de Santiago/ Plan Regulador Comunal defina como Zona Industrial Exclusiva y que el uso de suelo permitido comprenda actividades industriales o de impacto similar al industrial (como lo es la infraestructura de telecomunicaciones).

B) Tipologías de proyecto o actividades sujetas a evaluación ambiental: La Ley N° 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente, establece que determinados proyectos o actividades solo podrán ejecutarse o modificarse previa evaluación de su impacto ambiental. Ahora bien, no todos los proyectos o actividades que se realicen en nuestro país deben ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Debido a ello, resulta esencial que durante la etapa de diseño del centro de datos se analice cuidadosamente si el proyecto es de aquellos que deben evaluarse ambientalmente.

Es importante destacar que el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental se inicia a solicitud de una parte, de tal forma que es responsabilidad del interesado realizar el análisis respecto si dicho proyecto o actividad se incluye en las actividades susceptibles de causar impacto ambiental. No obstante, respecto aquellas situaciones en que existan dudas sobre la calificación, nuestro sistema establece la posibilidad de ingresar una solicitud de pertinencia para que sea la autoridad quien se pronuncie sobre si un determinado proyecto o actividad o su modificación debe someterse a dicho sistema.

C) Permisos sectoriales: Una vez determinado el emplazamiento del data center y si el proyecto tendrá que someterse a evaluación ambiental, debe procederse con la siguiente etapa, consistente en la obtención de un permiso de edificación, ya sea en forma directa o luego de aprobado un anteproyecto.

En forma posterior a la obtención de este, así como de permisos sectoriales (por ejemplo, almacenamiento de sustancias peligrosas o tratamiento de Riles), calificación ambiental (si procediere), y construcción del centro de datos, debe procederse con la solicitud de recepción definitiva de las obras. Además, para que el data center pueda iniciar la prestación de servicios es necesario la obtención de una patente comercial en la municipalidad respectiva. En dicho contexto, el centro de datos deberá obtener ante la Seremi de Salud que corresponda a la ubicación del inmueble, por un lado, la calificación técnica, que tiene el propósito de definir el o los posibles impactos ambientales generados en el entorno (que se circunscribe a la presentación de la RCA favorable, en aquellos proyectos en que se haya calificado la industria o actividad a traves del permiso sectorial pertinente), y por otro lado, el informe sanitario, que versa sobre temas de orden, higiene y seguridad, y que tiene la particularidad que solo puede tramitarse una vez que el data center esté en condiciones de iniciar operaciones, ya que su tramitación incluye la inspección de las instalaciones por parte de la autoridad sanitaria.

En definitiva, una temprana evualuación y definiciones estratégicas sobre estos aspectos claves seguramente facilitará a los proveedores de centros de datos la decisión de seguir apostando por nuestro país y constituirlo como el nuevo hub de data centers y polo tecnológico en Latinoamérica.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4