La demanda por dispositivos electrónicos en Chile se recuperará en 2023

Publicado el 28 Dic 2022

20221229w16

De acuerdo al análisis de la consultora IDC, se espera que la demanda de dispositivos electrónicos en Chile comience a mostrar signos de recuperación en 2023, después de que la incertidumbre económica y política empujara a las empresas y a los consumidores a postergar la renovación de sus dispositivos.

Las compras de notebooks y computadores de escritorio por parte de los consumidores aumentaron un 55% y un 62% en 2020 y 2021 respectivamente; mientras que las compras de los mismos dispositivos por parte de las empresas subieron un 11% y un 22%. Sin embargo, el nerviosismo por un plebiscito sobre una nueva Constitución en septiembre de 2022, combinado con una elevada inflación, un tipo de cambio dólar-peso volátil, líneas de crédito limitadas y una inminente recesión para el 2023, provocaron una drástica caída de las ventas.

El segmento de consumo fue el más afectado en términos de demanda de dispositivos electrónicos en 2022, con una previsión de caída de las ventas de notebooks y computadores de escritorio del 58% en 2022 tras crecer un 62% en 2021. De hecho, durante el evento de descuentos Black Friday de finales de noviembre, que registró una caída interanual del 5% en las ventas en términos reales, la electrónica de consumo fue una de las categorías más afectadas.

Mariangella Castagnino, Analista de Tecnología de Consumo de IDC Chile, comentó que “además del aumento de los precios impulsado por la inflación, los consumidores también prefieren productos de gama más alta para jugar o trabajar, lo que deja a los retailers con stock sin vender, parte del cual puede guardarse para las campañas de Navidad o de vuelta al colegio. Y si bien 2023 comenzará lento, las ventas deberían progresar a lo largo del año para alcanzar niveles cercanos a los de 2019”.

La especialista de IDC Chile también mencionó que “los retailers se han quedado con stock sin vender de computadores de entrada con procesadores i3, Celeron y Pentium, que ya no son funcionales para los profesionales. Por otro lado, los presupuestos de las empresas han cambiado; se han dado cuenta de que necesitan una mejor combinación de hardware, aunque compran en menor volumen. Sin embargo, esperamos que para 2023 se vean mejoras en la cadena de suministro y que las marcas vuelvan a producir a plena capacidad”.

En 2023, se espera que aumente la demanda de computadores de sobremesa (+46%) y Workstations (+4%), a medida que la gente empiece a volver a las oficinas en formato híbrido, mientras que la reactivación de proyectos de gobiernos y empresas, impulsará la demanda de dispositivos.

El mercado de impresión también está en proceso de transformación a medida que se digitalizan más documentos y se masifica la impresión láser. El segmento de la impresión láser corporativa ha comenzado a mostrar signos de recuperación a partir de noviembre de 2022, a medida que se renuevan los contratos en áreas como el sector público, la minería, la banca y el comercio minorista.

“En 2023, esperamos que la seguridad comience a formar parte de la propuesta de valor, convirtiéndose en un diferenciador de ventas tanto para las marcas como para los socios de canal. Los proveedores deberán ofrecer soluciones que aborden los problemas de seguridad que se presentan en sus fuerzas de trabajo, cada vez más remotas, por lo que es importante proteger el documento, el dispositivo y los datos”, concluyó Mariangella Castagnino.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4