La gran renuncia en el sector TI

Según un estudio realizado por Randstad.cl, “la gran renuncia”, tendencia mundial en que las personas han abandonado sus puestos de trabajo de manera masiva, no muestra signos de desaceleración en Chile, ya que el 80% de los empleados está abierto a nuevas oportunidades laborales. En el área TI, solo 3 de cada 10 trabajadores de la industria tiene un alto compromiso de permanecer en sus puestos actuales.

Publicado el 30 Sep 2022

wcomsur1

Desde principios de 2022, millones de personas han dejado sus trabajos, al tener que retomar las tareas presenciales luego de vivir en confinamiento debido a la pandemia de Covid-19. Esta tendencia de renuncias masivas se originó en EEUU conociéndose como “la gran renuncia”, obligando a las empresas a hacer un replanteamiento en su cultura y filosofía corporativa.

“La concepción del trabajo cambió debido a la alerta sanitaria, en los empleos se debieron implementar modelos híbridos o completamente remotos para continuar con su funcionamiento. Por otro lado, los largos períodos de distanciamiento social, afectaron la salud mental de las personas. Todo esto trajo un cambio en la mente de los colaboradores”, afirma Juan Patricio Ramírez, Gerente Corporativo de Procesos en Ecomsur.

El Estudio Radiografía del Trabajador en Chile 2022, realizado por Randstad.cl, destaca que la gran renuncia no muestra signos de desaceleración en Chile, ya que el 80% de los empleados está abierto a nuevas oportunidades laborales. Además, el 40% de los jóvenes está buscando activamente una nueva oportunidad laboral.

Por otro lado, el Informe Global 2022 Gen Z & Millennial Survey exhibe que esta generación de trabajadores tiene grandes preocupaciones respecto a su futuro financiero, lo que ha provocado un entorno de estrés y ansiedad. El reporte detalla que el 46% de los Z y el 45% de los Millennials se sienten agotados ante la intensidad de sus entornos de trabajo, y el 44% y el 43%, respectivamente, afirman que han abandonado sus trabajos debido a la alta carga laboral.

Con el escenario anterior y la percepción actual de los colaboradores, el movimiento de la gran renuncia ha ido tomando fuerza porque los jóvenes están buscando empleos con más flexibilidad, equilibrio y que les entreguen satisfacción en sus vidas. Es aquí donde se comienza a valorar más el salario emocional.

Atraer y retener talentos

R etener el talento en la actualidad es una tarea en que las empresas deben trabajar arduamente, más aún en el área de Tecnologías de Información, pues, de acuerdo con la encuesta global realizada por Gartner, solo 3 de cada 10 trabajadores de la industria de TI tiene un alto compromiso de permanecer en sus puestos actuales. “Debido a la escasez de talento en el rubro, las empresas tecnológicas sabemos que debemos cuidar a nuestros empleados e impulsar su crecimiento, de esta manera se procura evitar o disminuir la rotación de personal, en un contexto en donde la especialización de los colaboradores para el mundo del e-commerce es muy solicitada en el mercado laboral”, asegura el ejecutivo de Ecomsur.

El experto plantea que, en la actualidad, ya no es suficiente realizar una oferta económica tentadora para atraer y retener al colaborador, debido a que existen otros factores que son igual o incluso más importantes para las personas. Algunos de estos son contar con proyección de crecimiento dentro de la empresa, realizar la adquisición de herramientas que contribuyan al desarrollo profesional, tener líderes empáticos enfocados a los resultados y buen clima laboral, entre otros que están más ligados al ya mencionado salario emocional.

“Se espera que este año se estabilice la rotación del personal de TI, pues estamos en una nueva etapa con menos financiamiento para tecnológicas y un mayor cuidado de los presupuestos de las empresas. Pero, independientemente de eso, se sugiere desde ya trabajar con una estrategia interna que permita escuchar, captar y cuidar a los mejores talentos”, enfatiza Juan Patricio Ramírez.

“La gran renuncia” ha significado una desestabilización en los equipos de trabajo, generado por la rotación del personal y los cambios internos. Esto se traduce en la amplificación de esfuerzos para reacomodar del personal y costos económicos inesperados. Es por esto que el profesional de Ecomsur concluye que las empresas deben ser proactivas para mantener felices a sus empleados y así lograr una mayor estabilidad interna y monetaria.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4