Telecomunicaciones Grandes y nuevos desafíos para la educación técnico profesional en Chile

La planta externa como parte integrante de las telecomunicaciones es, sin duda, la que acumula la mayor cantidad de trabajadores y recursos económicos. Se calcula que la instalación de un par telefónico desde la central al cliente, incluida la obra civil, tiene un costo internacional aproximado de US$400 (sin considerar los cables coaxiales y fibra óptica). Sólo para tener una pequeña idea, imaginemos rápidamente cuánto dinero está involucrado en esta importante sección de las telecomunicaciones. Telefónica CTC, por ejemplo, tiene aproximadamente 7 millones de pares en todo Chile, si esta cantidad la multiplicamos por US$400, la cifra es reveladora: MUS$2.800.000.

Publicado el 30 Sep 2006

zina1

La planta externa como parte integrante de las telecomunicaciones es, sin duda, la que acumula la mayor cantidad de trabajadores y recursos económicos. Se calcula que la instalación de un par telefónico desde la central al cliente, incluida la obra civil, tiene un costo internacional aproximado de US$400 (sin considerar los cables coaxiales y fibra óptica). Sólo para tener una pequeña idea, imaginemos rápidamente cuánto dinero está involucrado en esta importante sección de las telecomunicaciones. Telefónica CTC, por ejemplo, tiene aproximadamente 7 millones de pares en todo Chile, si esta cantidad la multiplicamos por US$400, la cifra es reveladora: MUS$2.800.000.

Por otro lado, las estadísticas de RRHH no son nada despreciables, si tenemos en cuenta que trabajan, directa o indirectamente en las actividades de planta externa, profesionales y técnicos como instala-dores; reparadores; empalmadotes; localizadores; linieros; personal que se desempeña en estadísticas de planos digitales; distribución de pares, números y servicios asociados; dibujantes; proyectistas; personal de bodegas, de soporte en los MDF y de cancelación de proyectos y reclamos, además de aquéllos que trabajan directamente en los equi-pamientos activos en la central. Estamos hablando de más del 50% del personal del área (de 4.680 trabajadores, 2.418 trabajan en planta externa).

Sabemos que la planta externa funciona en medio de un ambiente muy hostil con múltiples agentes extraños y fuentes animadas que influyen en el equilibrio eléctrico y simétrico, para lo cual fue creada originalmente como la telefonía.

Una significativa lista conformada por posibles problemas como continuidad, aislamiento, influencias electromagnéticas, desequilibrios en la línea, atenuación, diafonía, ruido, impedancia, drenajes en los terminales, continuidad de pantalla en los armarios y empalmes, mallas de tierra con alta resistencia, corrosión en los mensajeros, sulfatación en los conectores, pares con baja aislación, cables sin rotulación, ubicación de cámaras perdidas por construcción de grandes obras, u otros; nos está demostrando que debemos ceñirnos con más rigurosidad a la experiencia acumulada y mantención permanente de la red externa, para satisfacer las exigentes demandas de nuevos servicios que se incorporan en las empresas y que requieren de mayor ancho de banda.

Si a simple vista, en la mayoría de nuestras ciudades podemos ver el ‘enjambre’ y desorden de los cables aéreos de todo tipo, que aumentan la contaminación visual y pueden ser fuente potencial de fallas, deberíamos preguntarnos ¿Cómo será la parte subterránea de esta red que no podemos ver?.

Los desafíos que plantean las tecnologías y servicios emergentes

Hoy los nuevos sistemas de datos, nos sorprenden día a día con las nuevas tecnologías que se incorporan al mercado de las telecomunicaciones, tales como: transmisión de datos, navegación por Internet, sistemas de videoconferencia, cajeros, alarmas, telefonía IP, conectividad Wi-Fi y las tecnologías que permiten su implementación como XDSL y VDSL. Todos estos nuevos servicios que invaden no sólo nuestras oficinas, sino que también la gran mayoría de los hogares del país, se siguen instalando en la misma red que, en muchos casos, tiene más de 50 años. Estos emergentes desafíos nos exigen mayor atención en la planta externa, fundamentalmente en lo que respecta a capacitación y prácticas de nuevas competencias, para los técnicos de una nueva generación, los que deberán no sólo conocer en la práctica los procedimientos de mantención, certificación e instalación, entre otros, sino que también la teoría asociada a estos nuevos servicios.

Si por algún tiempo se pensó que los pares de cobre serían reemplazados rápidamente por los sistemas ina-lámbricos y la fibra óptica, el actual estado del arte hace visualizar que este pensamiento se encuentra errado; los nuevos servicios emergentes así lo demuestran claramente: más del 95% de los servicios conectados a Internet a nivel de usuarios actualmente son vía línea telefónica o a través de otras tecnologías que utilizan cable metálico, para cubrir el último tramo al cliente. Pareciera entonces que pensar que los pares trenzados serán reemplazados por otro medio, en el corto o mediano plazo, es como pensar que todo el transporte terrestre será algún día reemplazado por los aviones, dejando al pasajero directamente en su domicilio.

Una propuesta concreta

Con el aval de una experiencia de más de 38 años de trabajo en investigación y docencia en varios países sobre este importante tema, creo que la solución a las falencias de nuestra expertise técnica, a mediano y largo plazo, pasa principalmente por incorporar en las mallas curri-culares de todos los establecimientos educacionales que imparten la carrera de telecomunicaciones, los contenidos relativos a planta externa como asignatura regular en todos los niveles, construyendo laboratorios con módulos teóricos y prácticos basados en competencias para el desarrollo de las habilidades requeridas, a fin de intervenir directa e indirectamente en lo que hoy es lo más vulnerable y de mayor costo para el mundo de las telecomunicaciones: la planta externa.

Sé que la tarea no es fácil de realizar, dado que para implementar un laboratorio y confeccionar una malla curricular se requiere de mucho tiempo y también de recursos económicos, pero incorporando a los actores que trabajamos directamente en el tema (empresas, técnicos, docentes y profesionales), se podría lograr un buen resultado, que nos permita finalmente entregar a los egresados todos los temas que requiere la carrera de telecomunicaciones en sus diferentes niveles.

Avanzando en el tema, para el segundo semestre del 2007, conjuntamente con Inacap y Universidad Tecnológica de Chile, se está preparando el Primer Seminario de Planta Externa. Esperamos contar con la participación de todos los entes involucrados al tema. Mayor información en www.plantaexterna.cl

Octubre de 2006

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3