En la búsqueda de un nuevo empleo

Todos alguna vez en nuestra vida profesional nos enfrentamos a la decisión de buscar un nuevo empleo por diversas razones. Cuando hemos quedado sin trabajo, no es una situación simple, pues existe la presión de la supervivencia y no es el escenario ideal para buscar un nuevo empleo. La situación óptima es hacerlo trabajando, sin presiones, para elegir las mejores alternativas. ¿Cómo actuar? Nuestro trabajo será buscar trabajo. Para cumplirlo, debemos buscar los medios que nos lleven a encontrar nuevas oportunidades. Existen en el mundo empresas que se dedican a la búsqueda y selección de ejecutivos y profesionales (head hunter). La primera recomendación es tener un listado con las principales compañías especializadas y luego contactarse con ellas vía web o fijando un encuentro con un ejecutivo de la firma seleccionada.

Publicado el 31 Jul 2006

it1

Todos alguna vez en nuestra vida profesional nos enfrentamos a la decisión de buscar un nuevo empleo por diversas razones.

Cuando hemos quedado sin trabajo, no es una situación simple, pues existe la presión de la supervivencia y no es el escenario ideal para buscar un nuevo empleo. La situación óptima es hacerlo trabajando, sin presiones, para elegir las mejores alternativas.

¿Cómo actuar?
Nuestro trabajo será buscar trabajo. Para cumplirlo, debemos buscar los medios que nos lleven a encontrar nuevas oportunidades. Existen en el mundo empresas que se dedican a la búsqueda y selección de ejecutivos y profesionales (head hunter). La primera recomendación es tener un listado con las principales compañías especializadas y luego contactarse con ellas vía web o fijando un encuentro con un ejecutivo de la firma seleccionada.

Aquí, lo importante es buscar a-quellas empresas que se caracterizan por una especialización, generalmente las grandes contratan a los head hunter, tienen la misión de buscar a los mejores y concentran importantes posiciones de empleo. Se debe confeccionar un resumen con nuestra experiencia laboral, herramienta que nos permita captar la atención de aquel ejecutivo que tiene la misión de la búsqueda y contratación. Lo más importante es destacar los estudios, experiencia laboral, nombre de la empresa, cargos, principal labor desempeñada, logros más relevantes y su nivel de manejo de otros idiomas, principalmente inglés. Es recomendable acompañar una buena foto, pues ello facilita recordar un CV.

¿Cómo presentarse a una entrevista?

Cuando un head hunter o un Gerente de RRHH nos llama a una entrevista, es por que seguramente ya hemos sido seleccionados entre un número de candidatos. Es muy relevante la presentación personal, que generalmente debe ser formal, pues no conocemos a nuestro interlocutor y será la primera impresión que éste tenga de nosotros. También es determinante la actitud; debemos demostrar seguridad, sin extralimitarnos en mostrar nuestra experiencia; tenemos que dejar que nuestro entrevistador conduzca la reunión; y se debe ser auténtico. Transmitir nuestra experiencia laboral en forma clara es la forma de conquistar.

Si se logra pasar esta selección, en el caso de los head hunter, nos incluirán en una terna. Los buenos head hunter son aquéllos que logran enviar a su cliente al menos tres candidatos que cumplan con los requisitos del cargo. Cuando se inicia el proceso de entrevista con nuestro futuro empleador las recomendaciones anteriores con nuestro primer contacto siguen siendo válidas y se debe estar preparado para una serie de reuniones con diversos ejecutivos de la compañía de nuestro interés. Las consultas técnicas serán en profundidad, experiencia en trabajos anteriores, aspectos de relacionamiento, liderazgo, trabajo grupal, convivencia interpersonal, capacidad para viajar o capacitarse y, en general, la actitud para adaptarse a un nuevo escenario laboral será la gran temática abordada por los ejecutivos que realizan la entrevista. Para el postulante es la oportunidad de manifestar sus consultas sobre lo que espera la empresa de él, sus condiciones económicas, beneficios y proyecciones.

El cierre

En igualdad de condiciones, la mayoría de las veces se prefiere al can-didato que genera empatía con sus futuros empleadores, lo cual debe ser recíproco. En el momento en que la empresa le ofrece al candidato ser parte de su equipo, éste debe discutir en profundidad sus condiciones y beneficios; es el momento de hacerlo. Es recomendable y habitual que la compañía le entregue una carta oferta. Por ultimo, debemos estar conscientes de que nuestro trabajo será observado, lo cual permitirá que si lo hacemos bien, exista alguien que nos recomiende, pudiendo avanzar en nuestras metas.

Agosto de 2006

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2